CLÍNICA
OÍDO Y PROBLEMAS AUDITIVOS
OTITIS
ACÚFENOS
VÉRTIGO Y DESEQUILIBRIO
DISFONÍAS Y PROBLEMAS DE VOZ
FARINGE AMIGDALITIS-VEGETACIONES
NARíZ, ALERGIA Y SENOS
RONQUIDO Y APNEAS DE SUEÑO
EXPLORACIONES
DOCUMENTOS INFORMATIVOS PARA CIRUGÍAS

IMPLANTE TIPO B.A.H.A



BREVE DESCRIPCIÓN DEL PROCEDIMIENTO QUIRÚRGICO:

El B.A.H.A. es un sistema amplificador de sonido que permite la audición mediante la conducción ósea directa. Es decir, el B.A.H.A. transmite el sonido a través de los huesos del cráneo, evitando, de este modo, la transmisión del sonido a través del llamado oído medio. 

El B.A.H.A. consta de dos partes: el propio procesador de sonido y el sistema de sujeción a la pared lateral del cráneo. El sistema de sujeción es, en realidad, un pequeño tornillo de titanio que se inserta en la pared lateral del cráneo del paciente, donde se integra definitivamente al hueso. En él se sujeta el procesador de sonido, que puede colocarse o retirarase, por el propio paciente, mediante un sencillo sistema de presión. 

La intervención, llevada a cabo bajo anestesia local, se realiza a través de una incisión realizada en la porción posterior del pabellón retroauricular. Exige la depilación definitiva de una pequeña zona de la cabeza, a fin de mantener limpio el tornillo de titanio. 
Tras la intervención, se coloca un vendaje o apósito en la cabeza del paciente. La incisión se cierra mediante unos puntos de sutura que se retirarán entre los 5 y los 7 días. 

En las primeras horas, tras la intervención, pueden aparecer ligeras molestias en la zona de la incisión o una pequeña hemorragia que manche el vendaje de sangre. El paciente permanecerá en el hospital desde unas horas hasta 1 ó 2 días, en dependencia de su situación postoperatoria. Después será controlado en las consultas externas del Servicio. 

En caso de NO EFECTUARSE ESTA INTERVENCIÓN, el paciente continuará con el nivel auditivo previo. 

BENEFICIOS ESPERABLES

La mejoría de la audición es variable en cada caso. Generalmente se considera satisfactoria dependiendo del estado del oído interno. 

PROCEDIMIENTOS ALTERNATIVOS

La prótesis osteointegrada tipo B.A.H.A. se indica en aquellas situaciones en las que las prótesis auditivas convencionales son ineficaces ante la aparición de supuraciones de repetición, intolerancias, malformaciones auditivas, etc. Existen en el mercado diversos sistemas de transmisión del sonido vía ósea que no precisan de intervención quirúrgica. Su especialista le aconsejará el modelo a elegir, en dependencia de diferentes circunstancias. 

RIESGOS ESPECÍFICOS MÁS FRECUENTES DE ESTE PROCEDIMIENTO: 

Son excepcionales. 

Es posible que el implante de titanio pueda intentar ser eliminado por el organismo y, en consecuencia, pueda aparecer una reacción inflamatoria con formación de un absceso y/o una osteomielitis, esto es, una infección de la pared de hueso del cráneo. Se trata de una complicación seria que podría requerir una nueva intervención quirúrgica. 

Pueden aparecer infecciones tanto a nivel del área de implantación como cerebrales, tales como meningitis o abscesos, así como fístulas de líquido cefalorraquídeo. 

Además de todo ello, las complicaciones propias de toda intervención quirúrgica y las relacionadas con la anestesia local, tales como la alergia al anestésico. 

En general, el riesgo quirúrgico aumenta en relación con la edad, la cantidad y la gravedad de las enfermedades padecidas. 

OBSERVACIONES

La intervención quirúrgica no supone la asunción de ningún seguro relativo a la pérdida o rotura del audífono BAHA que, en todo caso, puede ser realizado, con carácter particular por el paciente. 

Por otra parte, la responsabilidad de la custodia de la prótesis es exclusiva del paciente o sus familiares responsables. 





Slide 1 Slide 2 Slide 3