CLÍNICA
OÍDO Y PROBLEMAS AUDITIVOS
OTITIS
ACÚFENOS
VÉRTIGO Y DESEQUILIBRIO
DISFONÍAS Y PROBLEMAS DE VOZ
FARINGE AMIGDALITIS-VEGETACIONES
NARíZ, ALERGIA Y SENOS
RONQUIDO Y APNEAS DE SUEÑO
EXPLORACIONES
DOCUMENTOS INFORMATIVOS PARA CIRUGÍAS

MIRINGOPLASTIA


DOCUMENTO DE INFORMACIÓN PARA LA REALIZACIÓN DE MIRINGOPLASTIA

 DESCRIPCIÓN DE LA INTERVENCIÓN Y OBJETIVOS
 
La miringoplastia es una intervención quirúrgica que consiste en el cierre de una perforación timpánica mediante la utilización de un injerto. Se accede al oído medio habitualmente desde el conducto auditivo externo y en algún caso poco frecuente a través de una incisión detrás del pabellón auditivo. El injerto más usado es el de cartílago o recubrimiento del mismo obtenido del pabellón sin dejar cicatrices.

Habitualmente se realiza bajo anestesia local y el paciente se va a casa a las 2 o 3 horas. 

Se indica este tipo de cirugía en Perforaciones timpánicas y otitis medias crónicas simples sin supuración actual ni en los últimos meses.
 
RIESGOS, MOLESTIAS Y EFECTOS; SECUNDARIOS 

Los vitales son muy raros, aunque como en toda intervención quirúrgica con anestesia general/local pueden producirse. 

Persistencia de la perforación, que puede incluso aumentar de tamaño. Esto, puede suceder, tanto, a corto plazo, por fallo del injerto, como a largo plazo por nuevas infecciones 
Disminución de la audición. 

Trastornos del gusto. 

Acúfenos (Ruidos) y Mareos. 

Parálisis transitoria o permanente del nervio facial. 

BENEFICIOS DEL PROCEDIMIENTO 
Cierre de la perforación y eliminación de la supuración, con menor cantidad de complicaciones 
Mejoría de la audición, sobre todo si la pérdida es debida a la perforación. 

ALTERATIVAS TERAPÉUTICAS 
Tratamiento médico de la supuración cuando aparezca. 
Prevención de la entrada de agua en el oído y de los cuadros catarrales. 

EFECTOS PREVISIBLES DERIVADOS DE LA NO REALIZACIÓN DEL PROCEDIMIENTO 
Persistencia de la supuración intermitente con posibilidad de pérdida de audición tras infecciones repetidas. 
Son complicaciones poco frecuentes: parálisis facial, vértigos, acúfenos (ruidos), meningitis o absceso cerebral.




Slide 1 Slide 2 Slide 3